Crecida

Editorial de Ayamonte

Fiesta Crecida 2012

o Aunque parezca que todo va fatal, al final todo encaja, los niños perdidos terminan llegando, y hay comida para todos

foto: Beltrán Laguna

Ya estaban llegando los más tempraneros y de repente no había cañón de luz para la proyección de Estaban tan hechos a perder, de Antonio Orihuela, el niño de Elche e Isaías Griñolo, que llegó para hacer una prueba de imagen y sonido y los unos por los otros y los otros por los unos, nadie se había traído el cañón.

Y eso era de ver, los nervios y las llamadas, todos conocíamos a alguien que tenía un cañón de luz, pero claro, es que la Fiesta estaba en marcha, y los poetas que venían de Voces del Extremo a punto de llegar, y la programación de la fiesta incluía

22’30 FIESTA CRECIDA DE LA POESÍA
Casa de las Retamas en campo de Canela (Ayamonte)

Presentación del nuevo libro de la Editorial Crecida: ONIRIA, de Carmen Herrera Castro.
JAM POÉTICA CON TODOS LOS PARTICIPANTES
ESTABAN TAN HECHOS A PERDER. Con Isaías Griñolo, “Niño de Elche”, David Pielfort y Antonio Orihuela

y ya eran casi las 22:00 cuando apareció -quién sabe de dónde- un cañón de luz, prácticamente a la vez que los primeros de Moguer, que, como todos los años, fueron llegando a ráfagas, con un apetito voraz, y, cómo todos los años, cuando parecía que no podía llegar nadie más, llaman los despistados, perdidos por la marisma, y es que este año no hubo globos, ni cartel de “poetas por aquí“, que alguien se llevó el año pasado; este año teníamos otro cartel surreal, el de “bienvenidos a Buenos Aires”, con abanicos de colores, que ha quedado decorando el baño de la Casa de las Retamas, sobre el inodoro, bueno, a lo que íbamos, que los más rezagados también terminan llegando, y comiendo y bebiendo, lo que parece increíble, será la multiplicación poética de pan, ensaladilla, filetes de lomo, sangría y cerveza.

foto: Felipe Zapico

Se invirtió el programa, primero el montaje video-poético-musical, en segundo lugar presentación del último libro de la Línea Inclinada,  ONIRIA, y para finalizar la jam poética.

El punto surrealista de cada año, en esta ocasión estuvo a cargo de estos señores de la foto de abajo, que aparecieron a caballo sobre las cuatro de la madrugada, tomaron una copa y se fueron por donde habían venido.

foto: Beltrán Laguna

A las 7:00 de la madrugada del 29 de julio de 2012 volvió la paz al Campo de Canela.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 30 de julio de 2012 por en Fiesta Crecida, Poesía, Voces del Extremo.

Escribe tu dirección de email para recibir las actualizaciones por correo electrónico.

Únete a otros 24 seguidores

Estadísticas

  • 10,235 visitas
A %d blogueros les gusta esto: